Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Ir arriba

No hay comentarios

Autobronceador para hombres

Autobronceador para hombres
Vicente

Desde siempre, los autobronceadores han tenido mala fama, ya que siempre se decía que dejaban un moreno feo, de un tono amarillento o no absorbía bien la piel toda la crema, dejando coloraciones más fuertes y otras más flojas en todo el cuerpo.

Pero ahora ya no es el caso, pues se ha avanzado mucho en autobronceadores y puedes utilizarlos sin miedo, ya que es hora de empezar el verano con un poco de color y dejar atrás ese blanco pálido del invierno.

Los hombres utilizan el autobronceado cuando llega el buen tiempo, quieren enseñar un poco de brazos y piernas y no han tenido tiempo de tomar el sol bien sea en la playa o en la piscina, o bien llevan alguna marca de alguna camiseta bien por su trabajo al sol y tienen ese moreno albañil como se suele decir. O simplemente por estética, ya que los hombres nos cuidamos más últimamente y nos gusta tener buen tono en la piel.

Utilizando un autobronceado de forma gradual, obtendrás un bonito tono moreno que nos dará un aspecto sano y cuidado. Ahora te vamos a hablar de las ventajas de los autobronceadores para que te quites esas manías absurdas y te decidas a utilizarlos.

Primero te dan un tono de piel más natural, con un moreno por grados y progresivo, de forma que nadie sospechará que tienes ese tono de forma natural y no por la ayuda de la crema. Además resulta un moreno en concordancia con tu tipo de piel.

Tienen un efecto buena cara, es decir, que hace que tengas un tono saludable y que haga que los demás piensen que estás en un momento bueno, agradable y feliz de tu vida.

Dan una hidratación extra, que nunca viene mal. Así que a la vez que estás dando color a tu cuerpo estéticamente, la estás hidratando y así te lo agradecerá.

No tengas miedo de echarte el autobronceador por el rostro. Restriégalo de forma uniforme y lleva cuidado con los cuellos de las camisas. Mejor quítatela para echarte la crema. Hidratarás la piel de la cara y por eso le darás un aspecto más juvenil a tu rostro.

Si tienes alguna marca de la camiseta bien sea de manga corta o de tirantes, échate la crema por donde tengas la marca, es decir, en la parte más blanca de tu cuerpo. Cuando ya haya cogido un tono de color y se vaya igualando al de tus brazos o la parte que tengas más morena, ya podrás autobroncearte por todo el cuerpo de forma uniforme.

Y si utilizas el autobronceador durante el invierno, conseguirás un color de piel que siempre has deseado con un aspecto saludable y natural.