Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Ir arriba

No hay comentarios

Consejos de seducción y buen amante

Consejos de seducción y buen amante

imagesEn temas de seducción o para mejorar las relaciones con la pareja, como en todo también hay consejos tanto para mejorarle o simplemente puedes tenerlos ahí para cuando los necesites.

Sin ningún tipo de pudores. El hombre en cuestión debe estar dispuesto a todo. Se debe permitir probar y liberarse. Lo peor para ellas es que sea una persona rutinaria y que no se anime a más, que no explore los rincones más secretos suyos y los de su pareja.

Basta de egoísmos. En la mayoría de las relaciones los hombres suelen priorizar su placer por sobre el de ellas. Un buen amante debe ser aquel que se preocupe en darle beneficios extra a su pareja. El placer debe ser compartido.

Tiempo al tiempo. La atención necesaria para concentrarse para que un encuentro sea inolvidable es vital para que todo salga perfecto. Por eso, no hay apuro en acelerar nada. El reloj debe ser uno de las primeras cosas que se tienen que eliminar de la vista. Para tener buen sexo no hay que tener los minutos contados, a no ser que se trate de una aventura.

Que sepa hablar y escuchar . Algo bien característico de las mujeres es que les gusta hablar. A ella las erotiza tanto que el “macho” que tengan a su lado sea un buen conversador, interesante, aunque no “un plomo”. Pero sobre todo que sepa escuchar e interesarse en lo que ellas dicen. Quien va directo al grano, por el contrario, no es muy sexy que digamos.

Mezcla de romántico con pasional. Un mix fantástico y que nunca falla es la posibilidad del hombre de saber combinar frases y piropos bien elegidos, pero muy instintivo y “animal” a la hora de acercarse sexualmente. Es decir, que su excitación sea tal a la hora del abordaje que se note en el aire. Ojo, una cosa es ser instintivo y otra cosa es ser un bruto.

Los besos y las caricias, básico. Un beso decidido y bien dado es fundamental para encender los primeros momentos de la pasión entre dos personas. También el saber tocar con delicadeza es algo que no todos los hombres conocen, pero a lo cual ninguno debería dejar de ponerle atención. Los besos y las caricias son el preámbulo perfecto para que ellas pierdan la cabeza de excitación.

Saber esperar el clímax. Estar preparado para esperar cada uno su turno. El buen amante es aquel capaz de esperar para ser simultáneos a la hora del orgasmo, o incluso esperarla para llegar al clímax después. Este punto es básico para demostrarles que se está preocupado por lo que ellas sienten y experimentan.

Etiqueta