Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Ir arriba

No hay comentarios

No sufras Overtraining

No sufras Overtraining

deporteLas rutinas deportivas son siempre beneficiosas pero nunca hay que hacer excesos sobre ellos. Pasarse de la raya a la hora de practicar deporte puede originar muchos problemas. Desde cansancio generalizado, dolor de músculos o falta de apetito hasta alteraciones del sueño y sensación de apatía y desgana durante las sesiones de entrenamiento.

Se llama Overtraining (sobreentrenamiento) y consiste en excederse en la intensidad y en el número de ejercicios en relación con la capacidad de recuperación muscular de cada uno. Evidentemente, esta capacidad de recuperación varía en función de la persona, de su edad, de masa muscular y de sus hábitos deportivos. En definitiva esto sucede si practicas demasiado ejercicio, hacerlo de forma muy intensa o por ambas razones a la vez.

En principio, si llegas a sufrir Overtraining, la única cura es parar durante semanas o meses. Y es importante y necesario, porque los últimos estudios evidencian que, además de los síntomas anteriormente citados, con un exceso de entrenamiento los músculos se debilitan y la coordinación empeora.

Sin embargo, también debemos insistir en el hecho de que este problema no es frecuente y suele afectar a personas con entrenamientos exhaustivos y duros. No en vano, y aunque éste no sea tu caso, es una recomendación general: necesitas alcanzar el equilibrio entre la rutina deportiva y el descanso y la recuperación.

Apúntate un truco: recientes estudios demuestran que el zumo de cereza reduce el dolor muscular después de una sesión, ya que contienen un buen número de antioxidantes y de agentes antiinflamatorios.

Con lo cual ya sabes sino quieres sufrir sobre entrenamiento, se moderado con tu ejercicio.