Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Ir arriba

No hay comentarios

Las dermofarmacias y los hombres

Las dermofarmacias y los hombres

estanterias_perfumeriasCon el crecimiento del mercado de los productos para el cuidado masculino, durante los últimos años, las farmacias se han convertido también en una fuente de cosmética y belleza, no sólo de medicamentos y básculas.

Y es que la dermofarmacia, esa rama que estudia, fabrica y comercializa productos de cosmética no relacionados con patologías, está cada vez más extendida en una sociedad que busca mucho más allá de la eterna juventud.

No es que los habituales productos adquiridos en una perfumería no sean seguros, ni mucho menos, sólo que su proceso de elaboración e ingredientes son totalmente distintos a los de la dermofarmacia.

En el caso de esta última, se investiga profundamente sobre el mecanismo de acción de sus principios activos, y sus componentes y materias primas muchas veces son los mismos que están presentes en los medicamentos.

Otra gran ventaja de adquirir tratamientos faciales, corporales, estéticos y maquillaje en una farmacia es que el consejo que podamos recibir del farmacéutico siempre será más completo que el de un experto en estética de otro establecimiento. Sus conocimientos sobre la composición de lo que compremos siempre serán más profundos dada su formación, más amplia en el campo de la química.

Además, las pieles sensibles e hiperreactivas cada vez más frecuentes en estos días, encontrarán sus mejores aliados en las farmacias, al igual que otros cutis con problemas como la dermatitis, el acné o la psoriasis.

La dermocosmética minimiza los riesgos de alergia y sus principios activos suelen estar más concentrados, de ahí que la gente que sufra anomalías en la piel prefiera acudir a su farmacia para cuidarse.

En las farmacias podemos encontrar una gran cantidad de marcas para productos cosméticos dedicados a toda la familia e inclusive líneas específicas para el cuidado masculino.

La próxima vez que vayas a la farmacia, revisa un poco y verás estantes con productos propios de la dermofarmacia tanto para ellas como para ellos, marcas como Sesderma, Eucerin, Neutrogena e Isdin, entre otras, además siempre se puede contar con las fórmulas magistrales y productos propios que se venden en muchas farmacias.