Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Ir arriba

No hay comentarios

La Viagra esa pastilla azul

La Viagra esa pastilla azul

viagraDesde que en 1998 apareciera en el mercado esa pastilla azul como un fármaco, en concepto de su usao ha cambiado. Si al principio se dirigía al 24% de españoles de entre 40 y 70 años que sufren disfunción eréctil, ahora apunta a hombres sanos, muchos de ellos jóvenes, que toman la pastilla azul para salir de fiesta.

Los especialistas aseguran que buena parte de los hombres que la utilizan hoy por hoy Viagra en España lo hacen por diversión. Aparentemente no lo necesitan pero, ya se sabe, las apariencias engañan.

Además de conseguir que el miembro viril aumente de tamaño a los 30 minutos de haber ingerido la pastilla, Viagra logra aumentar la rigidez del pene del 90% que tiene un hombre sano, al 95%. Te garantiza un efecto de alrededor de 6 u 8 horas con la particularidad de que después de alcanzar el orgasmo te recuperas más rápido. Vamos toda una maquina.

Pero también hay que pensar que si uno es malo y torpe en la cama, lo va a seguir siendo todavía más, ya que si algo hace Viagra es acentuar los errores. De hecho muchas mujeres declaran que los hombres que toman Viagra, son frustrantes, ya que van a piñón fijo y no hay preliminares que valga.

De ahí que no sea un furor que guste a las mujeres, sino todo lo contrario. Según estudios se ha demostrado que las mujeres no se lo pasan bomba, cuando los hombres toman la pastilla azul por hacerse el macho.

Además a las mujeres no gusta que un hombre se active por medio de una pastilla y no por el deseo que provoca ella sino por la reacción química del fármaco. El mismo estudio declara que echan en falta la ausencia de pasión, de amor, de romance y del placer sexual.

En cuanto a todos los que toman la Viagra por diversión un consejo. Si es tu método para dar la talla con una desconocida te convertirás en esclavo de tus actos, por lo que perderás seguridad en ti mismo y cada vez que repitas con ella en la cama o ligues de nuevo te costará echar mano de la pastillita azul, el precio de situar el listón tan alto. Tan alto para ti, pero claro puede que ella se aburra como una marmota con tus maratones de sexo.

Etiqueta