Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Ir arriba

No hay comentarios

El anticonceptivo masculino inyectable

El anticonceptivo masculino inyectable
Vicente

Estos días ha salido a la luz un estudio que ha hecho el Centro de Investigación de Planificación Familiar chino (CIPF), donde se ha administrado una inyección anticonceptiva de testosterona a más de 1000 varones chinos fértiles, con edades entre 20 y 45 años que recibieron la vacuna mensual durante 30 meses.

La investigación demuestra la eficacia de esta investigación, donde durante 2 años, ninguno de ellos fue padre, gracias a la inyección anticonceptiva, que consiste en interrumpir la producción de espermatozoides.

Este método tiene un efecto reversible, es decir, que también se demostró que entre cuatro y seis meses después de dejar de inyectarse el anticonceptivo, si no se ha repetido el tratamiento, el volumen de espermatozoides vuelve a su nivel habitual.

A simple vista, parece un método seguro, pero como dicen los expertos, no hay ningún método 100% seguro, aunque éste es de los más elevados.

Dicha inyección anticonceptiva masculina todavía no se ha comercializado en otros países, pero no dudamos de que pronto llegará, ya que marca un avance en la ciencia y en el control de la natalidad a nivel masculino.

Hasta ahora, eran ellas las que controlaban los embarazos deseados o no, pero esto es una revolución en el plano masculino, pues, son ahora los hombres, los protagonistas en controlar dicha natalidad. Antes sólo lo hacían con la intervención quirúrgica de la vasectomía o con el uso de preservativos, pero ahora con esta inyección, os pone en un lugar igualitario al de la mujer en temas de natalidad.

Esta inyección anticonceptiva, no nació con el fin de evitar embarazos no deseados, sino de controlar la natalidad tan abundante de China.

Pero no es todo de color de rosa en este tema. Muchas mujeres se han revelado contra esta inyección, ya que dicen no fiarse de hombres que usan estos métodos, pues pueden engañarlas y así controlar ellos sus embarazos. Es un tema un poco espinoso, pero sobre todo estos métodos son usados entre parejas estables, donde la confianza es mutua, ya que no previene de enfermedades de transmisión sexual.