Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Ir arriba

No hay comentarios

Correr por la playa, alternativa a los gimnasios

Correr por la playa, alternativa a los gimnasios

Correr por la playaEl verano parece ser la estación más idónea para el deporte. Por lo menos así lo indican los gimnasios que se llenan en verano. La obsesión por la “operación bikini” les llega a todos, y el gimnasio más cerca de casa tiene “overbooking”. Pero para qué queremos el gimnasio, si podemos ejercitar todo nuestro cuerpo de una manera más práctica, saludable, y aún más : sin gastar dinero.

El footing parece ser el deporte que más coincide con todo eso. Al correr, estamos moviendo cada músculo de nuestro cuerpo, y no sólo piernas, o brazos, como hacemos con las máquinas de un gimnasios que se emplean para un determinado músculo sólamente. Además estamos fortaleciendo nuestro aparato cardiorespiratorio, y qué mejor forma que hacerlo que al aire libre.

Te proponemos un reto: ¿ has corrido alguna vez por la arena de la playa? Tenemos una ventaja añadida, el ambiente de la playa, una motivación más para llevar a cabos tus objetivos. La arena de la playa representa un terreno intestable que complica un poco el ejercicio, lo que supone una resistencia añadida, que se traduce en una mayor fuerza aplicada por los músculos, lo que dará a su vez mayor tonificación a los mismos. En conclusión: correr por la playa puede conventirse en una manera sana, fácil y divertida de quemar más calorías en el mismo período de tiempo.

Solo tienes que preocuparte por llevar el calzado adecuado, y por elegir una buena hora para hacerlo. Son preferibles las últimas horas de la tarde, cuando se está yendo el sol. También puedes hacerlo por la mañana temprano, pero ya eso son cuestiones secundarias. Lo importante es hacerte a la idea de que correr, ya sea por la playa, por el parque o por ciudad, es una actividad muy positiva para tu salud.