Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Ir arriba

No hay comentarios

Cómo lidiar con los callos y las manos secas

Cómo lidiar con los callos y las manos secas
Vicente

Seguro que la mayoría de las mujeres que utilizan sus manos en actividades o trabajos físicos como ir al gimnasio, trabajar de limpiadora, de reponedora… han experimentado el problema de tener unas manos ásperas y secas. Claro que algunas lo ven como una “señal” de trabajo duro y dedicación, si es así estás delirando. A nadie le gusta una mano gruesa, callosa y seca y de poco importa que signifique que trabajas duro.

Por no hablar, de que se suele usar un apretón de manos como primera impresión al conocer a alguien (o un beso en cada mejilla) o cuando se quiere cerrar un acuerdo de trabajo o negocio. Si lees esta página lo más seguro es que estés preocupara por tu apariencia, así que no dejes que tus manos la arruinen.

Aquí exponemos algunos consejos para tratar con las manos callosas:

Presta atención a cómo te las lavas

Todo el mundo parece que utiliza desinfectantes instantáneos para las manos. Si bien pueden ser muy útiles a la hora de matar los gérmenes molestos, la verdad es que en su mayoría están hechos de alcohol y tienden a secar la piel muy rápidamente. Cuando puedas, opta por lavarte las manos con un buen jabón y agua en su lugar.

Utiliza lociones y cremas

Debes recordar que las cremas hidratantes y las lociones están diseñadas como una barrera contra la humedad para mantener la piel seca y ayudan a evitar que se sequen. Poner la loción sobre la piel seca te ayudará a protegerte contra los factores ambientales del día a día que pueden secar las manos aún más. La clave es poner loción sobre la piel húmeda, lo ideal sería que después de lavarte las manos tomes un poco de loción y te las frotes con ella. Su objetivo es evitar que la humedad de la piel se evapore. Mucha gente siempre se acuerda de hidratar la cara y el cuerpo después de una ducha, pero pocos se dan cuenta de que cada vez que te lavas las manos, estás eliminando los aceites naturales que las mantienen suaves.

Controla los daños

Si crees que ya tienes la piel seca y áspera o está buscando un remedio rápido para tratar las manos callosas consigue lo antes posible un tarro de vaselina. Remoja tus manos en agua tibia durante 5 minutos para ablandar la piel y humedecerla, a continuación, aplica una capa generosa de vaselina y envuélvelas en una toalla húmeda y tibia durante 20-30 minutos. Realiza este protocolo antes de acostarse o mientras estés viendo la tele durante la noche, después de quitar tus manos de la toalla, simplemente límpialas y verás como están mucho más suaves y parecerá que ni siquiera has tenido este problema.

Utiliza medidas preventivas

Estoy seguro de que nunca caminarías descalza en una carretera, sin embargo muchas personas no se piensan dos veces el uso de protección para sus manos mientras hacen ejercicio o trabajan con ellas. No es necesario utilizar constantemente un par de guantes grandes y gruesos, pero deberías al menos tener algo entre las manos y los objetos con los que estés trabajando.

Por ejemplo puedes utilizar unos guantes de cuero fino cuando estés ejecitándote en tus clases de spinning, o utilizar unos guantes de latex cuando estés limpiando, sin duda notarás la diferencia.

Conclusión

Aplica estos consejos a tu rutina diaria y recuerda que se esperan unas manos suaves y lisas de una buena dama.