Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Ir arriba

No hay comentarios

¿Separación de Bienes o Bienes Gananciales?

¿Separación de Bienes o Bienes Gananciales?
Vicente

Cuando vamos a contraer matrimonio con nuestra pareja, es la pregunta que todos nos hacemos. Y tampoco queremos herir a nuestra pareja con este tema. ¿Qué hacer para no herir sus sentimientos?

Pues bien, primero debemos estar seguros de lo que queremos a hacer, pero antes vamos a informados de las ventajas y desventajas de cada opción.

Los Bienes Gananciales

Si elegimos esta opción (que no hay que firmar nada antes de la boda, pues, se entiende que el matrimonio es un contrato de dos y se da por supuesto que lo haces de esta manera), todos los bienes que se obtengan dentro del matrimonio, pertenece a los dos miembros, aunque dichos bienes estén solo a tu nombre o al nombre de tu pareja.

En el caso de una separación o divorcio, los inmuebles, coches o cualquier vehículo, embarcaciones, obras de arte que estén en la vivienda, joyas e incluso empresas y sociedades, se reparte a partes iguales independientemente de a quién vaya dirigido la titularidad de dichos inmuebles.

Esta opción es un poco delicada, cuando se tienen varias propiedades, pero también es la mayor muestra de amor al demostrar la confianza que tienes en tu pareja. Pues el matrimonio es literalmente, un contrato entre dos personas, donde comparten los bienes mutuos que se crean durante el matrimonio.

La Separación de Bienes

En este caso, sí que hay que firmar un documento ante Notario, donde se especifica que los bienes contraídos en el matrimonio, pertenecen sólo a la persona que está escriturada o es titular. De esta manera, a la hora de una separación o divorcio, no habría que repartirse los bienes, pues como bien se dice, lo tuyo es tuyo y lo mío es mío.

Es una manera un poco más egoísta de ver el matrimonio. Pero también es la forma de guardarse los bienes en caso de llegar a un entendimiento por ambas partes. Eso sí, si el matrimonio tiene hijos, en caso de separación o divorcio, la vivienda o el hogar común, son siempre de los hijos, quedándose la madre el usufructo de la vivienda con todo lo que conlleva, hasta que los hijos alcancen la mayoría de edad y éstos decidan terminar con el usufructo de la madre.

Pero también está la opción de que puedes hacer una separación de bienes en cualquier momento del matrimonio, aun habiéndote casado en el régimen de bienes gananciales. Esto se hace, sobre todo, cuando uno de los cónyuges tiene Sociedades y quiere liberar a su marido/esposa de las deudas ocasionadas por dichas Sociedades. Pero en cualquier caso, se puede hacer en todo momento, siempre que ambas partes estén de acuerdo.

Etiqueta